Enfoque en Miembro Nuevo: Santander Argentina

Santander Argentina – Preguntas

La Alianza dio la bienvenida como miembro a Banco Santander Argentina recientemente. Con más de 3.5 millones de clientes, de los cuales 1.5 millones son mujeres, y una participación en el mercado de 7.4%, Santander Argentina es el tercer banco más grande del país. La Alianza conversó con Silvia Tenazinha, Gerente Principal de Banca Comercial, y con Verónica Climent, Gerente Principal de Gestión de Personas, costos, inmuebles y Seguridad, sobre la inclusión financiera de la mujer en Argentina, el nuevo programa Santander Women, y las iniciativas internas y externas que Santander Argentina y Santander corporativo siguen liderando para apoyar a todas las mujeres en el país y globalmente.  

Alianza: ¿Cuál es la situación actual de la mujer en Argentina? ¿Qué cambios han sido catalíticos para ellas? 

ST: El rol de la mujer en Argentina está muy definido y queremos romper con los estereotipos que las limitan. El 63% de las personas que se reciben en las universidades argentinas son mujeres, pero solo llega a puestos de toma de decision, el 30% (CIPPEC), como máximo. Esto implica una pérdida de “know how” de más de 30 puntos y refuta sus logros ya que muchas de ellas obtienen sus títulos 1 a 2 años antes que los hombres y obtienen mejores notas que ellos.  Es fundamental trabajar en esta brecha.

El cambio en Argentina ha sido impulsado por las políticas públicas. Pero, igualmente, el sector privado está empezando a entender que no solo es un tema social, sino también económico. Vemos un cambio en la mentalidad de las gerencias de las empresas y, a medida que un mayor número de mujeres siga accediendo a los mandos medios y altos, esto va a seguir catalizándose.

Alianza: ¿Qué tipos de barreras afrontan las mujeres en Argentina, en el acceso a los servicios financieros?

ST: Una de las barreras más importantes es la falta de independencia económica, con muchas mujeres que aún dependen financieramente de los hombres. Esto surge en base a la cultura, que sigue siendo tradicional en muchos sentidos, y mucha gente todavía cree que existe un compromiso entre la familia y el trabajo. Creemos que el sector privado tiene un papel primordial en la promoción de políticas de equidad de género y que la educación financiera y la inclusión financiera pueden ayudar a las mujeres a obtener independencia financiera.

Alianza: ¿Por qué tener un programa que se dirige específicamente a las mujeres es una prioridad estratégica para Santander Argentina? ¿Por qué decidieron crear una propuesta diferenciada hacia las mujeres?

ST: Nos basamos en dos temas contrapuestos: el primero es que es un buen negocio – el 80% de las decisiones de compra las toman las mujeres. Vemos que los negocios manejados con equidad de género son más rentables que aquellos que no lo son. La mujer tiene comportamientos mucho más sólidos a nivel financiero: ella paga mejor los préstamos, presenta índices de morosidad inferiores y muestra menores índices de siniestralidad de seguros. El segundo tema es de equidad e inclusión financiera – entendiendo que la equidad es la base de una sociedad sana. No es una moda; para nosotros es una de las bases del crecimiento de la sociedad.

Alianza: ¿Cuál es la oferta principal de Santander Women?

ST: Lanzamos el programa Santander Women hace un año y actualmente tenemos más de 200,000 mujeres registradas. El programa se basa en 4 pilares:

  • Capacitación e inclusión financiera – para ayudar a las mujeres a adquirir mayores conocimientos e incrementar su independencia económica. Proporcionamos capacitaciones presenciales y también online. Hemos capacitado a más de 6,000 mujeres en temas de su interés: cómo ahorrar, cómo adquirir financiamiento, cómo crear tu propia empresa, marketing digital, cómo exportar, etc. Tenemos alcance federal con nuestras 450 sucursales. Nuestra Aula virtual, con la que seguimos llegando a las mujeres, sobre todo durante esta pandemia, ofrece videos de temas de interés, artículos, talleres y tips. Todo esto lo proporcionamos para clientas y no clientas.
  • Networking – A muchos hombres les resulta más fácil expandir sus redes o tienen sus espacios como el golf o el fútbol. En cambio, muchas mujeres manejamos un montón de temas y somos muy estrictas con los horarios, lo cual nos limita esa capacidad para ampliar nuestras redes. Por esto hemos creado eventos exclusivos, para que las mujeres puedan desarrollar sus redes de contacto. Tenemos también el Work Café, que es un espacio de coworking para clientes y no clientes con mesas de trabajo, salas de reuniones, wifi y café, con un área para realizar transacciones o consultas bancarias digitales.
  • Productos financieros – Como observamos que las mujeres tienen menor siniestralidad y una mora inferior, hemos desarrollado soluciones financieras para ellas, las cuales incluyen préstamos personales, prendarios e hipotecarios, seguros de protección femenina, vehicular y comercial, e inversiones. También tenemos una línea para microemprendedoras con tasas subsidiadas.
  • Beneficios – Por medio de nuestra tarjeta de crédito Women, proporcionamos descuentos específicos para mujeres en rubros como capacitación, marketing digital y promociones exclusivas.

Alianza: Su programa Santander Women tiene un enfoque transversal hacia todos los segmentos del banco. ¿Por qué decidieron establecer una oferta hacia todos los segmentos? ¿Qué segmento(s) están buscando potenciar?

ST: Era imposible para nosotros hacer una oferta para solo un segmento. Creemos que, si queremos trabajar en la problemática de género en serio, lo tenemos que hacer para todas las mujeres.  Dadas las distintas necesidades que observamos en cada segmento, decidimos proporcionar una oferta diferenciada para cada uno. Por ejemplo, para el segmento profesional tenemos una oferta que incluye temas corporativos y de carrera, para las emprendedoras tenemos temas de marketing, cómo exportar, cómo conseguir proveedores, etc. Estamos también desarrollando un marketplace con nuestro programa de Loyalty, para que ellas puedan promover sus productos entre el resto de nuestros clientes. Para el segmento de la base de la pirámide proporcionamos información de inclusión financiera básica.

Alianza: ¿Cuál es su visión del programa hacia el futuro?

ST: Tenemos un total de 3 millones y medio de clientes, con 1.5 millones de mujeres, de las cuales en casi solo un año el 15% ha entrado a formar parte del programa Women. Mi objetivo es que todas formen parte y tengan acceso a todos los pilares del programa. Pero el crecimiento también es un objetivo importante. Este año tenemos metas muy ambiciosas, que incluyen atraer a 500,000 clientes nuevos, de los cuales la mitad son mujeres. Vemos que, por medio de la oferta diferenciada de Santander Women, hemos podido dar más valor no solo a nuestras clientas, sino también a aquellas que no lo son. He escuchado personalmente a empresarias que, aunque tenían todo su negocio en otro banco, por el valor que les damos como parte de la oferta de este programa, trasladaron todo su negocio al Santander.

Alianza: El banco Santander a nivel global tiene también un creciente enfoque en la mujer. ¿Qué tipo de iniciativas se han organizado a nivel global y en otros países?

VC: La diversidad en Santander se considera de una manera amplia – en su conjunto aporta al negocio y al desarrollo en general. Al establecer la estrategia de diversidad e inclusión, uno de los focos de prioridad es el género. Establecimos KPIs a nivel global anualmente. Por ejemplo, todos los países del grupo tienen como meta contar con un mínimo de 30% de mujeres en posiciones de liderazgo y además metas para disminuir la brecha salarial. También se han establecido políticas para todo el grupo Santander que incluyen, por ejemplo, licencia de maternidad de 14 semanas y un mínimo de 30 días fraccionables para el segundo tutor (padre o matrimonio igualitario). Por último, tenemos una red global de diversidad de género, en la que participa cada país en el que se generan ideas, y se comparten prácticas. 

ST: A nivel externo, estamos también trabajando conjuntamente con otros países de Latinoamérica, como Uruguay y Chile, e intercambiando ideas y experiencias. Pero cada país trabaja de acuerdo con sus necesidades y a la velocidad de su entorno. 

Alianza: Santander Argentina tiene también un importante enfoque interno hacia la diversidad e inclusión de una empresa. ¿Por qué es importante este enfoque para el desarrollo de la iniciativa Santander Women?   

VC: No podríamos ser efectivos con nuestros clientes si la diversidad no fuera parte del ADN de la institución. El tema de la diversidad lo trabajamos muy en conjunto, por medio de una simbiosis entre banca comercial y la de personas. Por ejemplo, cuando lanzamos el programa Women, lo hicimos acompañado de un anuncio de un cambio en la política de licencia para padres y parejas que adoptan, extendiendo la licencia a 30 días.

Alianza: ¿Cómo están representadas las mujeres en Santander Argentina y qué tipo de iniciativas de diversidad e inclusión han desarrollado internamente?

VC: Los indicadores actuales de la fuerza laboral femenina en Santander Argentina son del 51% del total, 18% de los altos mandos y 27% del directorio. Todavía nos queda por hacer, a nivel de los mandos medios, para ayudar a un mayor número de mujeres a llegar a posiciones más altas. Este es el segundo año consecutivo en el que establecimos objetivos de diversidad. Lo hicimos en función de cada área, ya que no todas presentan la misma realidad.  

En cuanto a iniciativas, este año nos enfocamos en el área de cultura organizacional, incluyendo talleres de identificación de sesgos inconscientes, y formación, no solo en el ámbito de trabajo, sino también en el personal. Además, lanzamos una red de diversidad, integrada por mujeres y hombres de distintas áreas del banco. Por último, lanzamos una campaña el 8 de marzo, que tuvo mucho éxito en las redes sociales como parte del Día Internacional de la Mujer, #EachforEqual, en la que incluimos a varias mujeres senior del banco rompiendo con estereotipos.

Alianza: La proporción de mujeres en cargos de dirección en compañías argentinas que cotizan en bolsa es del 10% (CNV). ¿Qué tipo de barreras existen y cómo se pueden solucionar?

VC: La primera barrera está en nosotras mismas. Tenemos que derribar esos mitos que empezaron en nuestra crianza y adquirir confianza. Esto incluye los sesgos inconscientes y el trabajo de concientización sobre ellos es muy importante. La segunda barrera es la falta de visibilidad para las mujeres. Trabajamos mucho en este tema para que, en distintos ámbitos, como conferencias o reuniones corporativas, se ga

rantice una cuota de representación de mujeres. Finalmente, la última barrera es el conocimiento y para esto tenemos que garantizar que todas la formación de liderazgo tengan siempre una perspectiva de mujer.

Alianza: Como mujeres líderes en el sector, ¿qué recomendaciones quisieran proporcionar a mujeres interesadas en el avance de sus carreras en el sector financiero?

VC: Es importante dedicar tiempo a conocernos a nosotras mismas y saber que nadie te puede poner un límite. También es importante relacionarnos con redes, dada la multiplicidad de facetas que tenemos como mujeres, ya sea como madres, profesionales, compradoras, etc. Una red por detrás, que te dé seguridad y te apoye en momentos difíciles.

ST: En primer lugar, ser auténticas. Es algo que no tenemos que perder. Muchas mujeres quieren adaptarse a las características masculinas – es importante ser una misma. Lo segundo es animarse y no ponerse un techo. 

Alianza: ¿Qué tipo de adaptaciones han tenido que implementar a raíz de la crisis del COVID-19 y su impacto en la mujer? ¿Cuáles han sido las enseñanzas más importantes de este período?

VC: Más del 80% de nuestros empleados están trabajando en forma totalmente remota desde el principio de la cuarentena y sin resentir nuestra capacidad de operar todos los días, mientras que las sucursales se encuentran funcionando con un esquema mixto, brindando los servicios autorizados por el Banco Central, buscando siempre la forma de ayudar a nuestros clientes individuos y empresas. Nuestro contact center opera en forma 100% remota. Hacia adelante, al menos durante un buen tiempo, más gente trabajará desde casa. Nuestro desafío será acompañar este cambio, aprovechando las enseñanzas que esta etapa nos deja. Más balance entre lo personal y laboral, uso más eficiente de tecnología y, como siempre, cerca del cliente.

Al surgir la pandemia hemos observado aumentos en todo el mundo en los índices de violencia doméstica, y por lo tanto adaptamos nuestros protocolos internos de violencia de género. Incorporamos una línea directa con psicólogos y una línea de asesoramiento jurídico. Esto no lo hubiéramos podido hacer sin la confianza y la cercanía del equipo de salud del banco con los empleados.

ST: Lanzamos varias campañas muy específicas para el segmento salud. Tenemos más de 200,000 clientes que incluyen médicos, enfermeras, etc., que se están viendo afectados directamente por la pandemia. Lanzamos beneficios y capacitación, y un concierge especial para apoyar a los jubilados en su operatoria con el banco.

Alianza: ¿Cómo se enteraron de la existencia de Financial Alliance for Women? ¿Por qué decidieron formar parte de la Alianza?

ST: Participé en una conferencia de bancos en la que conversé con varios bancos miembro de la Alianza y con el IFC, y me hablaron sobre la organización. Regresé a Buenos Aires y nos pusimos en marcha. Tenemos todavía mucho que aprender, pero también mucho que compartir.

Santander Argentina DE UN VISTAZO

Febrero 2020. (Tipo de cambio $65 pesos argentinos)

Núm. de empleados: 8.000

% de empleadas mujeres: 51.4%          

Núm. de clientes: 3.5Millones

% de clientas: 44%

Cartera de préstamos: (en US$) 2.4 mil Millones

Cartera de préstamos (mujeres): (en US$) 732 Millones

Depósitos: (en US$) 3.9 mil Millones  

Depósitos (mujeres): (en US$) 1.2 mil Millones